Quaderns

D'arquitectura i urbanisme

Publicació del Col·legi d'arquitectes de Catalunya

Coll-Leclerc: Mueble habitable

CollLc_1024x768_07

Quaderns #261
código: 26112

EL PAISAJE DOMÉSTICO

Domestic Landscape, Habitable Cupboard, Neutral surface, Residencial parking lot…son términos acuñados a finales de los 60s. Nuevos modelos aparecen a partir de conceptos derivados de las comunas hippies de 1966, nuevos modos de habitar basados en nuevas relaciones sociales y familiares.

Del “espacio doméstico” se pasa al “paisaje domestico”, se rompe con las convenciones de una vivienda subdividida en habitaciones, amueblada. Cojines, muebles modulares, espacios fluidos, vivienda flexible son elementos y estrategias que se desarrollan entre 1966 y 1972 por influencia de un nuevo tipo de vida, de relaciones sociales más libres.

Es en las ferias organizadas por Bayer “Visiona 1 y 2” de Colonia de 1969 y 1970, donde Joe Colombo con “Habitat of the Future” y Verner Panton con “Phantasy Landscape” presentan los prototipos más radicales. En 1972, el MOMA invita a diseñadores italianos a presentar su visión de la vivienda del futuro en “Italia: The New Domestic Landscape”. La vivienda ya no se concibe como un sistema de habitaciones amuebladas, sino como un único espacio neutral en el que se pueden organizar de nuevo una y otra vez todos los elementos pertenecientes al equipamiento necesario y las funciones de la vivienda. Joe Colombo, Gae Aulenti, Archizoom, presentan las propuestas más radicales. La crisis de 1973 acabará con estos experimentos.

EL MUEBLE HABITABLE.

Durante el curso 2009-10 gracias a un convenio entre Fundació Mies, ETSAB y Patronat Municipal de l’Habitatge, se realizaron 2 talleres con Ignacio Paricio, Patxi Mangado, Ramón Sanabria y Jaime Coll para el desarrollo de un bloque de vivienda social en Vallcarca donde debían montarse 3 viviendas con el material reciclado de los pabellones de Casa Barcelona de la edición 2011 de Construmat. Durante el Taller 1 se desarrolló el bloque y durante el taller 2 los interiores de viviendas.

Pensando en el montaje-desmontaje del pabellón empezamos a desarrollar la posibilidad de una vivienda sin muros, un interior distribuido con unos grandes muebles desmontables. Se trata de equipar la vivienda social y conseguir interiores diáfanos, flexibles e intercambiables. La hipótesis de partida es que el interior de la vivienda quede libre de mobiliario, de manera similar a la casa tradicional japonesa, donde todos los objetos están escondidos.

Definimos un catalogo “E” de equipamiento, de piezas que se empaquetan en un volumen de 100x195x250 cm que llamaremos “Mueble Habitable”. Éste se coloca de suelo a techo y se despliega por rotación, deslizamiento o abatimiento sobre el pavimento de la vivienda, configurando los usos (por áreas de influencia) de los diferentes espacios de la vivienda.

La situación de estas piezas definen otro catalogo “V”, de variaciones de plantas, de posibilidades de vivienda social. La flexibilidad y polivalencia de los espacios no se consigue tanto por artefactos que se mueven sino por la disposición que decide cada usuario de estos muebles (no tienen porqué ser móviles pero sí desmontables en algún momento -cada 5 años?-) y el uso que asigna al espacio configurado.
Un dormitorio estándar de 10 m2 está zonificado en 2 áreas intercambiables de 4 ó 5 m2, una para dormir y descansar, la otra para estudiar y el ocio. Por tanto partimos de una “unidad mínima optimizada” de 4 ó 5 m2 para irla ampliando a 10 m2, 15 m2, hasta llegar a configurar un micro apartamento de 20 m2 si juntamos 2 dormitorios. Es importante la posición de las terrazas (entrantes o salientes) por el servicio que da a las habitaciones y el control de la superficie de la unidad.

Desarrollamos 5 prototipos de muebles por franjas de edad; para niños de 0 a 12 años, el mueble adolescente de 12 a 18, el mueble para emanciparse (apto para la vivienda “mochila” de 18 a 35 (es el que se construye), el mueble de almacenaje para la vida adulta a partir de los 35 años. Les acompaña un mueble “verde” una terraza-porche-balcón con todos los usos asociados al ocio exterior.
Los muebles se resuelven en un mismo volumen compacto de 100x195x250 cm que permite la permutabilidad de sus piezas gracias a una misma estructura interior en cruz realizada en cartón desplegado y un módulo en altura con múltiplos de 35 cm. Las piezas se despliegan, deslizan, rotan, configurando un mueble expansivo que invade y define el uso de los espacios adyacentes. Es un mueble enigmático, blanco y hermético cuando está cerrado y sorprendente al abrirse, lleno de color, texturas inesperadas, que invita a ser habitado, que nos cobija, que crea espacio a su alrededor.

Los muebles que hemos desarrollado responden a dos usos diferentes: Unidades Habitables (Un,Ha) y Unidades de Almacenaje (Un,Al) y a 5 franjas de edad.

coll-leclerc.com

 

Deja un comentario

Etiquetas

AftertheParty agenda Anuari Anuario architecture Archivo Archivo arte Barcelona Books Close Closer coac contributions contributors Displaying Architecture doméstica Editorial ensayo eventos exhibitions exposiciones Guerrilla Interviews House and Contradiction housing infraestructura Interviews Invitado money news Noticias números Observatorio Parainfraestructuras Prada-Poole preservació Preservat al Buit projects proyectos Publications publishing Reaccions Reseñas review Sessions vivienda

Números anteriores

Quaderns d'arquitectura i urbanisme es la revista del Colegio de Arquitectos de Cataluña