Quaderns

D'arquitectura i urbanisme

Publicació del Col·legi d'arquitectes de Catalunya

The Competitive Hypothesis

nkubota_9577

La galería neoyorkina Storefront for Art and Architecture acaba de sumar una nueva configuración espacial a las múltiples que ha registrado desde su apertura en la década de los 80. Esta vez, y con motivo de la exposición The Competitive Hypothesis –organizada en colaboración con la plataforma Think-Space–, Storefront se ha multiplicado por cuatro.

Mediante una operación geométrica que divide la planta en cuatro triángulos casi iguales, el espacio es ahora expresión material del trabajo fragmentado de cuatro equipos de comisarios que especulan sobre las políticas de los concursos de arquitectura. En este diálogo a cuatro voces, dirigido por Adrian Lahoud, el término “competición” oscila entre la prueba conducente a ganar proyectos y una serie de valores y comportamientos que permean en la práctica profesional y afectan al estado actual de la disciplina.

Como ocurre con los concursos de arquitectura, mucho del contenido pasa desapercibido en un primer vistazo, agazapado en textos impresos en vinilo negro sobre fondo negro, blanco sobre blanco o folletos apilados. Según explica su directora Eva Franch i Gilabert, el proyecto de Storefront no persigue la presentación didáctica de información sino la creación de experiencias que median entre el discurso y su materialidad, y el desarrollo de arquitecturas a través de las prácticas curatoriales. En este contexto, The Competitive Hypothesis, parece construida desde la tensión entre la búsqueda de la experiencia espacial y la transmisión de contenidos.

A la entrada, la iluminación apunta hacia un par de folios clavados directamente sobre el muro. Se trata de la carta que Piero Frassinelli de Superstudio envía con motivo del concurso Shinkenchiku Residential [1976] para el diseño de una ‘Casa para una superestrella”, y la posterior reacción de Arata Isozaki, miembro del jurado. Es, también, uno de los cuatro casos paradigmáticos que nos regalan Carmelo Rodríguez Cedillo y Daniel Fernández Pascual, comisarios de la primera cuarta parte de Storefront: SF1: On Anonymity, deception and ambition, una mirada a las estrategias y engaños con los que los concursantes astutos obtienen ventaja sobre el resto de competidores. La selección, en sí misma una bonita y sutil estratagema, requiere tiempo y voluntad para navegar entre compendios de lemas de concursos, comentarios de jueces, reflexiones sobre autoría y valoración de proyectos, incluso una encuesta realizada en 1872 por el Royal Institute of British Architects [RIBA] para investigar las prácticas corruptas en concursos que, desgraciadamente, no han perdido vigencia.

El recorrido continúa a través de un pasillo oscuro y cada vez más estrecho que conduce a los dominios del homo oeconomicus. El proyecto SF2: The Habitat of Homo OEconomicus, por Ross Exo Adams & Ivonne Santoyo-Orozco, invita a reflexionar sobre la participación de los arquitectos tanto en la construcción de grandes desarrollos inmobiliarios como en la generación de imágenes seductoras que aseguren su venta en cualquier punto del planeta. Su expresión gráfica nos provoca desde la familiaridad: un lienzo aislado, construido por superposición de clichés visuales y compositivos muestra la figura del homo oeconomicus, ese sujeto sin rostro que habita y circula en paisajes de felicidad genérica, en un eterno verano al servicio de los intereses del capital.

Ana Dana Beroš and Adrian Lahoud, son los comisarios de SF3: Think Space Past Forward, que recoge los resultados de la convocatoria Think Space 2012, donde se aporta una mirada renovada a concursos fallados hace años y que han supuesto momentos de inflexión en la disciplina, como la terminal de Yokohama o el Blur Building. La instalación a base de cables y pinzas de las que cuelgan los paneles, constituye una línea de tiempo en la que conviven la construcción de narrativas históricas del pasado reciente y su revisión contemporánea, y donde las propuestas de Hadid, Zaera, Renfro & Scofidio compiten ahora con las de jóvenes arquitectos, estudiantes (y quién sabe si futuras superestrellas de la arquitectura) como Pedro Pitarch o Andrei Olaru.

Continuando con esta forma de reconocimiento a las nuevas generaciones, Davide Sacconi propone en SF4: Mind the Gap, el último escenario, dar voz al colectivo de los becarios. Para ello, Sacconi los saca del anonimato y los reivindica como componentes indispensables del engranaje del estudio de arquitectura y, especialmente, la maquinaria del sistema competitivo. Precisamente, mediante el formato de concurso, se hizo un llamamiento a becarios de todo el mundo para que compartieran sus experiencias laborales. Treinta de ellos han logrado que sus retratos y relatos lleguen hasta Storefront, donde ahora se exponen sobre un atril y se proyectan a intervalos pausados, construyendo un género narrativo que no está claro si opera desde el humor o la epopeya. Mind the Gap plantea el reto de saber si nos encontramos ante una ingeniosa denuncia de la lógica sobre la que se asienta un sistema laboral injusto y muchas veces ilegal, ante su celebración, o ninguna de las anteriores.

Y es que en el Storefront de The Competitive Hypothesis, no sólo se han multiplicado las voces, sino también los muros, las esquinas, los pasos estrechos y ángulos incómodos, llevando la idea de competición al propio espacio expositivo. No hay duda de que la búsqueda de la colisión entre discurso y sus posibles manifestaciones espaciales y materiales supone una de las particularidades y valores de esta galería, de las pocas especializadas en arquitectura. Puede que este sea su mayor interés y, por ello, encontrar el equilibrio entre experiencia espacial y reflexión crítica constituye siempre un reto.

The Competitive Hypothesis, contrariamente a lo que ocurre en muchas exposiciones sobre arquitectura contemporánea, no ofrece un espectáculo vacío. De hecho, la investigación llevada a cabo por los comisarios resulta más compleja que su puesta en escena. El diseño de Amanda Clarke y Adrian Lahoud es heterogéneo y austero, pero acoge una discusión disciplinar relevante –sobre los medios y fines de la práctica arquitectónica– que no se agota en el espacio-tiempo de la galería y genera nuevas preguntas: más allá de la rivalidad interpersonal, la búsqueda de oportunidades o la adaptación a leyes del mercado, ¿con qué objetivo competimos los arquitectos? Y sobre todo, ¿contra qué?

—Marina Otero Verzier (@marina_ov), Nueva York. Photos courtesy of Naho Kubota.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Etiquetas

AftertheParty agenda Anuari Anuario architecture Archivo Archivo Barcelona Books Close Closer coac contributions contributors Displaying Architecture doméstica Editorial ensayo eventos exhibitions exposiciones Guerrilla Interviews House and Contradiction housing infraestructura Interviews Invitado news Noticias números Observatorio Parainfraestructuras politics Política Prada-Poole preservació Preservat al Buit projects proyectos Publications Reaccions representación Reseñas review Sessions vivienda

Números anteriores

Quaderns d'arquitectura i urbanisme es la revista del Colegio de Arquitectos de Cataluña